Home | Donate | Contact Us | Physicians | 1.888.STJOES1
St. Joseph's Hospital Health Center

Health Library

Espanol Library Multimedia Healthy Living Your Family Interactive Tools

Cáncer de piel en niños

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel es un tumor maligno que crece en las células de la piel. Solo en los EE.UU., más de 2 millones de estadounidenses serán diagnosticados en el 2013 con cáncer de piel no melanoma, y más de 76,000 serán diagnosticados con melanoma, de acuerdo a la American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer).

Afortunadamente, los cánceres de piel (carcinoma celular basal y carcinoma celular escamoso, y melanoma maligno) son raros en los niños.

¿Qué causa el cáncer de piel?

La exposición a la luz del sol es el principal factor que contribuye al desarrollo del cáncer de piel más adelante en la vida. En particular, las quemaduras solares con ampollas en la infancia y adolescencia aumentan significativamente el riesgo de desarrollar melanoma maligno más adelante en la vida.

Limitar la exposición a la luz solar en niños y adolescentes puede pagar grandes dividendos en la prevención del cáncer de piel más adelante en la vida.

¿Cuáles son los tipos diferentes de cáncer de la piel?

Hay tres tipos de cáncer de la piel, a saber:

Nombre

Descripción

Carcinoma celular basal

El carcinoma celular basal representa la mayoría de todos los cánceres diagnosticados de piel. Este cáncer altamente tratable comienza en la capa celular basal de la epidermis (la capa superior de la piel) y crece muy lentamente. El carcinoma celular basal generalmente aparece como un bulto o nódulo pequeño y brillante en la piel, principalmente en las áreas expuestas al sol, como la cabeza, cuello, brazos, manos y cara. Ocurre más comúnmente entre personas con ojos, pelo y complexión de color claro.

Carcinoma celular escamoso

El carcinoma celular escamoso, aunque más agresivo que el carcinoma celular basal, es altamente tratable. Representa un porcentaje mucho más pequeño de todos los cánceres de piel. El carcinoma celular escamoso puede aparecer como nódulos o parches rojos escamosos de la piel, y se pueden encontrar en la cara, orejas, labios y boca. El carcinoma celular escamoso se puede propagar a otras partes del cuerpo, aunque esto es raro. Este tipo de cáncer de piel se encuentra generalmente en personas de piel clara.

Melanoma maligno

El melanoma maligno representa un pequeño porcentaje de todos los cánceres de la piel, pero representa la mayoría de muertes por cáncer de piel. El melanoma maligno comienza en los melanocitos que producen pigmento en la piel. El melanoma maligno algunas veces comienza como un lunar que luego se vuelve canceroso. Este cáncer se puede propagar rápidamente. El melanoma maligno aparece con más frecuencia en hombres y mujeres de piel clara, pero pueden resultar afectadas personas de todos los tipos de piel.

Como distinguir los lunares benignos del melanoma

Para encontrar melanomas temprano, es importante examinar la piel de su hijo con regularidad, y familiarizarse con los lunares y otras condiciones de la piel con el fin de identificar de mejor forma los cambios. De acuerdo a investigaciones recientes, ciertos lunares están en ayor riesgo de cambiar a melanoma maligno. Los lunares más grandes que están presentes en el nacimiento y los lunares atípicos, tiene una probabilidad mayor de convertirse en malignos. El reconocimiento de cambios en los lunares de su hijo, siguiendo la tabla ABCD, es crucial para detectar melanomas malignos en sus etapas más temprana. Los signos de advertencia son:

Lunar normal / melanoma

Signo

Característica

Foto que compara lunares normales y melanoma mostrando asimetría

Asimetría

Cuando la mitad del lunar no coincide con la otra mitad

Foto que compara lunares normales y melanoma mostrando irregularidad en los bordes

Bordes

Cuando el borde (orillas) del lunar es desigual o irregular

Foto que compara lunares normales y melanoma mostrando el color

Color

Cuando el color del lunar varía en todo el lunar

Foto que compara lunares normales y melanoma mostrando el diámetro

Diámetro

Si el diámetro del lunar es más grande que el borrador de un lápiz

Fotografías utilizadas con permiso de: National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer)

Los melanomas varían grandemente en apariencia. Algunos melanomas pueden mostrar todas las características de ABCD, mientras otros pueden mostrar unas pocas o ninguna. Los lunares nuevos, lunares que han crecido o cambiado, y los lunares que pican o sangran deben ser revisados por el médico de su hijo. Siempre consulte con el médico de su hijo si tiene preguntas acerca de un lunar u otra lesión de la piel.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de piel?

El cáncer de piel es más común en personas de piel clara, especialmente las de pelo rubio o rojo, que tienen ojos de color. El cáncer de piel es raro en niños. Sin embargo, nadie está seguro de contraer cáncer de piel. Otros factores de riesgo son:

  • Historia familiar de melanomas

  • Historia previa de cáncer de piel 

  • Exposición al sol. La cantidad de tiempo que se pasa desprotegido en el sol afecta directamente el riesgo de su hijo de contraer cáncer de piel.

  • Quemaduras de sol en la infancia temprana. Las investigaciones han demostrado que las quemaduras de sol en la vida aumentan el riesgo de un niño de contraer cáncer de piel. La exposición al sol temprano en la vida es un factor principal que contribuye a desarrollar cáncer de piel.

  • Muchas pecas

  • Muchos lunares ordinarios (más de 50)

  • Nevos displásicos

  • Terapia de radiación anterior 

  • Inmunidad disminuida, como en personas que tienen trasplantes de órgano 

  • Ciertas condiciones raras heredadas como el síndrome celular basal (síndrome de Gorlin) o xerodermia pigmentosa (XP) 

Prevención del cáncer de piel

Los siguientes pasos han sido recomendados por la American Academy of Dermatology (AAD) (Academia Estadounidense de Dermatología) y la Skin Cancer Foundation (Fundación del Cáncer de Piel) para ayudar a reducir el riesgo de quemaduras de sol y cáncer de piel:

  1. Minimice la exposición al sol al mediodía, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

  2. Aplique filtro solar con un SPF-30 o mayor que proteja contra los rayos UVA y UVB, a todas las áreas del cuerpo de su hijo (mayores de 6 meses de edad) que estén expuestas al sol.

  3. Vuelva a aplicar filtro solar cada dos horas, incluso en días nublados. Vuelva a aplicar después de nadar o sudar.

  4. Tenga extrema precaución cerca del agua, nieve y arena. Reflejan los rayos dañinos del sol, lo que puede aumentar la probabilidad de quemaduras de sol.

  5. Asegúrese de que su hijo use ropa que cubra el cuerpo y proteja la cara contra el sol. Los sombreros deben brindar sombra para la cara, orejas y la nuca. Usar lentes de sol reducirá la cantidad de rayos que alcancen los ojos y protegerán los párpados, así como los lentes de contacto.

  6. Evite la exposición a la radiación UV de lámparas solares o bronceadores de salones de belleza.

  7. Proteja a los niños de la exposición excesiva al sol cuando el sol esté más fuerte (entre las 10 a.m. y 4 p.m.) haciendo que jueguen en la sombra, usen ropa de protección, y usen filtro solar abundante y frecuentemente para niños de 6 meses de edad y mayores.

  8. Dé vitamina D con seguridad a través de una dieta saludable que puede incluir complementos vitamínicos. No busque el sol.

La American Academy of Pediatrics (AAP) (Academia Estadounidense de Pediatría) aprueba el uso de filtro solar en bebés menores de 6 meses de edad si no está disponible ropa adecuada y sombra. Los padres de familia deben tratar de evitar la exposición al sol y vestir al bebé con ropa ligera que cubra la mayoría de la superficie de la piel. Sin embargo, los padres de familia pueden aplicar una mínima cantidad de filtro solar a la cara y dorso de las manos del bebé.

Recuerde que la arena y el pavimento reflejan los rayos UV incluso bajo una sombrilla. La nieve es particularmente un buen reflector de los rayos UV.

Como realizar un examen de la piel

Encontrar lunares sospechosos o cáncer de piel temprano es la clave para tratar con éxito el cáncer de piel. Examinar a sus hijos (y a usted mismo) generalmente es el primer paso en la detección del cáncer de piel. El siguiente método de examen lo sugiere la AAD:

  • Examine el frente y parte posterior del cuerpo de su hijo, luego los lados derecho e izquierdo, con los brazos levantados.

  • Observe cuidadosamente los antebrazos de su hijo, la parte trasera de los brazos superiores y las palmas de las manos. Revise entre los dedos y observe el blanco de las uñas.

  • Observe la parte trasera de sus piernas y pies, los espacios entre los dedos de los pies, el blanco de las uñas de los pies y las plantas de los pies.

  • Examine la parte trasera de su cuello y cuero cabelludo.

  • Revise su espalda, glúteos y área genital.

  • Familiarícese con la piel de su hijo y los patrones de lunares, pecas y otras marcas.

  • Manténgase alerta a cambios en el número, tamaño, forma y color de áreas pigmentadas.

  • Siga la tabla ABCD cuando examine lunares de otras áreas pigmentadas y consulte oportunamente con el médico de su hijo si advierte algunos cambios.