Home | Donate | Careers | Contact Us | Physicians | 1.888.STJOES1
St. Joseph's Hospital Health Center

Health Library

Espanol Library Multimedia Healthy Living Your Family Interactive Tools
Back to Adult Spanish Conditions

Esclerodermia

¿Qué es la esclerodermia?

La esclerodermia puede ser una enfermedad localizada o una enfermedad que afecta todo el cuerpo. Cuando afecta todo el cuerpo se llama esclerosis sistémica o esclerodermia sistémica. La esclerodermia es una enfermedad crónica degenerativa causando el desarrollo anormal de los tejidos conectivos que afecta a las articulaciones, la piel y los órganos internos. A menudo se asocia también con alteraciones de los vasos de la sangre.

Se piensa que la esclerodermia es una enfermedad autoinmune, significando que el sistema inmune ataca a sí mismo. A pesar de que los genes juegan un papel en la enfermedad, no se transmite de padres a hijos. Además, factores ambientales desconocidos pueden desempeñar un papel.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerodermia?

La esclerodermia puede llevar a la cicatrización de la piel, las articulaciones y los órganos internos. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la esclerodermia. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Engrosamiento e hinchazón en las puntas de los dedos de las manos.

  • Dedos pálidos y con hormigueos que pueden entumecerse si se exponen a bajas temperaturas o cuando la persona está emocionalmente alterada (es el denominado fenómeno de Raynaud).

  • Dolor de las articulaciones.

  • Piel tirante, con brillo y más oscura en zonas amplias como la cara, que pueden dificultar los movimientos.

  • Aparición de arañas vasculares.

  • Abultamientos de calcio en los dedos de las manos o en otros huesos.

  • Crujido de las articulaciones inflamadas al moverse.

  • Dedos de las manos, muñecas o codos congelados (inmóviles) debido a cicatrización de la piel.

  • Úlceras en las puntas de los dedos y los nudillos.

  • Cicatrización del esófago, que provoca pirosis (acidez) y dificultad para tragar.

  • Cicatrización de los pulmones, resultando en falta de aire.

  • Insuficiencia cardiaca y frecuencias cardiacas anormales.

  • Enfermedad de los riñones.

Los síntomas de la esclerodermia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico

¿Cómo se diagnostica la esclerodermia?

Además de una historia medica completa y un examen físico, diagnóstico de la esclerodermia generalmente se realiza basándose en las alteraciones de la piel y los órganos internos. Un examen de anticuerpos puede ayudar a identificar de qué tipo de esclerodermia se trata.

Tratamiento de la esclerodermia

El tratamiento específico para esclerodermia será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o bien corticoesteroides para aliviar el dolor.

  • Penicilina para que el proceso de engrosamiento de la piel sea más lento y para retrasar el daño de los órganos internos.

  • Tratamiento de los síntomas específicos, como la acidez y el fenómeno de Raynaud.

  • Fisioterapia y ejercicios para mantener fuertes los músculos.