Home | Donate | Careers | Contact Us | Physicians | 1.888.STJOES1
St. Joseph's Hospital Health Center

Health Library

Espanol Library Multimedia Healthy Living Your Family Interactive Tools
Back to Adult Spanish Conditions

Granuloma anular

¿Qué es el granuloma anular?

El granuloma anular es una afección crónica benigna de la piel caracterizada por protuberancias pequeñas y elevadas que forman un anillo cuyo centro puede o no estar hundido. No se conoce la causa de esta enfermedad y puede darse en pacientes de todas las edades. Esta afección tiende a presentarse en personas que, por lo demás, están sanas. En ocasiones, se asocia con la diabetes o una enfermedad tiroidea.

¿Cuáles son los síntomas del granuloma anular?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del granuloma anular. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente:

  • Protuberancias firmes y engrosadas, amarillentas o desde el color de la piel hasta rojizas.

  • Uno o varios anillos de protuberancias en los pies, las piernas o las manos.

  • Estas erupciones pueden aparecer solo en una zona (menos de 10 lesiones) o estar diseminadas por diferentes zonas del cuerpo (más de 10 lesiones).

  • Las lesiones pueden permanecer por años.

Los síntomas del granuloma anular pueden parecerse a los de otras afecciones de la piel. Hable siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico. Debería comunicarse con su proveedor de atención médica si ha tenido un anillo en cualquier parte de su piel por más de algunas semanas.

¿Cómo se diagnostica el granuloma anular?

Además de tomar su historia médica completa y realizarle un examen físico, el proveedor puede hacerle una biopsia de piel (extracción de una pequeña muestra de piel para analizarla con un microscopio) para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento del granuloma anular

Hablará con su proveedor de atención médica sobre el tratamiento específico para su granuloma anular según lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • La gravedad de la extensión.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas con respecto a la evolución de la afección.

  • Su opinión o preferencia.

El granuloma anular no suele causar síntomas y desaparece por sí solo. Es posible que no necesite tratamiento, excepto por razones cosméticas. No es contagioso. Si recibe tratamiento, este puede incluir corticosteroides (en forma de crema, cinta o inyecciones). Algunos proveedores de atención médica usan nitrógeno líquido para congelar las protuberancias. Hay otros tratamientos que pueden considerarse, tales como dapsona, retinoides y niacinamida, para el granuloma anular generalizado. Dado que estos tratamientos conllevan riesgo de toxicidad, se suele recomendar una consulta con un dermatólogo. La mayoría de las erupciones de granuloma anular se resuelven sin tratamiento dentro de los dos años. No obstante, no es raro que aparezcan nuevos anillos años más tarde.